Primero el producto, luego el marketing

probioticos
¿Qué es un probiótico?
11 julio, 2017

Primero el producto, luego el marketing

marketing

Lobos JL – julio 2017

Steve Jobs, explicó hace tiempo que la razón de su éxito es haber puesto el foco en el producto antes que en la forma de comercializarlo.

El que llega a esta conclusión es el diseñador de alimentos Mike Lee, quien recientemente visitara Argentina para hablar sobre innovación, luego de una vieja entrevista a Steve Jobs, el creador de Apple, donde él expone lo que sucede cuando las compañías de tecnología – específicamente aquellas con poder de monopolio – adoptan una mentalidad de producto primero versus una mentalidad de marketing primero. Mediante la adopción de este tipo de enfoque, se lamenta, las empresas eventualmente pierden de vista de permanecer conectado a las necesidades del consumidor. Ver entrevista en https://youtu.be/tOP-Y2ztSmQ

La entrevista encapsula elocuentemente lo que viene sucediendo en la industria alimentaria actual. La esencia del producto que los llevó a la posición dominante se descompone por las personas que dirigen estas empresas que no consiguen distinguir un buen producto de uno malo.

La falta de inversiones para la innovación

Si las grandes empresas de alimentos quieren sobrevivir en el futuro, necesitan repensar completamente cuánto invierten en innovación. Relanzar productos con escasas mejoras y destinar todo el presupuesto a bonitas piezas de comunicación es sin duda una parte importante de la estrategia, pero las empresas también tienen que averiguar cómo pueden crear grandes productos para los consumidores del siglo XXI. Ya no pueden tener éxito solamente ordeñando sus marcas históricas.

En comparación con otras industrias, la industria de alimentos envasados en su conjunto gasta 1,58 por ciento de los ingresos en I + D, en comparación con 13,38 por ciento de la industria de tecnología y 11,15 por ciento de la industria de la salud. La industria alimentaria es la única que no ha comprendido que debe invertir en su propio futuro a través de la innovación de productos.

La gente quiere mejor comida, no mejor comercialización

Desde la Revolución Verde, la producción de alimentos (especialmente envasados) ha sido bastante opaca. Enamorados de comida rápida y conveniente, los consumidores no parecieron estar interesados en preguntar de dónde venían las cosas.

Durante décadas, las grandes marcas realmente no tuvieron que pensar demasiado en el producto, en comparación con lo saludable que era, la calidad de los ingredientes y la integridad y sostenibilidad del proceso. I + D se centró principalmente en la ciencia de los alimentos para prolongar la vida útil a tiempos sin precedentes o dosificar el contenido de sal / grasa / azúcar de un bocado para desencadenar el punto máximo de dicha en su boca.

El marketing lideró la conversación en las grandes empresas de alimentos olvidando al producto. Como dijo Jobs, “eso podría haber estado bien”, especialmente en mercados oligopólicos, pero el futuro de la comida significa un retorno a los productos alimenticios que toman el centro del escenario.

El producto retoma el liderazgo

Este cambio de paradigma es impulsado por los consumidores que ahora demandan mejor comida, y han dejado de confiar en cualquier campaña. Hay marcas pequeñas que se abren espacio con productos bien elaborados, saludables y sostenibles. Atrás han quedado los días de frases baratas o mascotas para vender el producto, es la calidad del producto la que condiciona ahora la venta.

La comida está inevitablemente vinculada al bienestar de nuestro planeta y la sociedad. Tal vez la venta de alimentos como un simple ejercicio de marketing sea una buena estrategia para mover unidades, pero ¿es realmente así como queremos ver nuestro sistema de alimentos?

En las empresas de tecnología, los gerentes de producto son los diseñadores y programadores que entienden el interés del consumidor y elaboran los productos para que los vendedores vendan. Estas son las personas que Steve Jobs defendió y elevó la vara para toda la industria en el apogeo de Apple.

En las empresas de alimentos, deberíamos asegurarnos que los diseñadores de alimentos estén capacitados crear alimentos que sean mejores para la gente. Esto podría significar menos trabajo para el departamento de marketing, pero sin duda más valor para el consumidor.

 

Mike Lee es fundador y CEO de Studio Industries, una agencia de Diseño de Alimentos e Innovación, y fundador de Future Market, una tienda conceptual que ilustra cómo serán nuestra comida, el mundo y las experiencias retail en 2065.

 

 

Comments are closed.